Saltar al contenido

Aludium conciencia a sus empleados sobre la deshabituación tabáquica en el Día Mundial sin Tabaco

31 de mayo de 2022. El tabaquismo es la primera causa evitable de muerte y es el principal factor de riesgo evitable para el desarrollo del 33% de los tumores y de un 22% de las muertes registradas por cáncer, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El tabaco “mata a la mitad de sus usuarios, es responsable de más de 8 millones de muertes al año en el mundo y es consumido por más de 1,1 billones de personas”. Estos son algunos de los datos que se muestran hoy, Día Mundial sin Tabaco.

El compromiso de Aludium con la salud, la seguridad y el bienestar de sus empleados es una de nuestras máximas prioridades. En consecuencia, una de las acciones dentro del programa de empresa saludable ‘Salud para siempre’ está dirigida a la deshabituación tabáquica de los empleados. Esta acción se lleva a cabo desde hace cinco años en la planta de Alicante. “En 2017, después de realizar el análisis de los datos epidemiológicos, nos dimos cuenta de que la incidencia de fumadores en la fábrica de Alicante era superior a la media nacional. En ese momento, desde el servicio médico, ideamos una campaña en la que propusimos realizar una sesión motivacional con la ayuda de una psicóloga especialista en conductas adictivas”, revela Manuel Rodríguez, médico especialista en medicina del trabajo en la planta de Alicante. «El nombre de la campaña fue: ‘Si quieres puedes, nosotros te ayudamos’ y se apuntaron a la campaña 18 trabajadores que aceptaron la realización del tratamiento farmacológico durante tres meses y se comprometieron a no fumar durante dos años. A todos ellos se les realizaron consultas de seguimiento durante esos dos años con la realización de pruebas funcionales respiratorias para ver la evolución. El éxito de la campaña fue que al cabo de los dos años seguían sin fumar el 50% de los que iniciaron el tratamiento”, añade Rodríguez.

Primeros pasos para dejar el tabaco

Desde el servicio médico de la planta de Alicante se ha enviado hoy un correo informativo sobre los beneficios de dejar de fumar y los peligros de mantener este hábito tan nocivo para la salud de las personas y del planeta. El tabaco es uno de los mayores problemas de salud pública en España. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), casi un cuarto de la población española es fumadora habitual. La concienciación sobre la deshabituación tabáquica y la prevención de esta adicción son esenciales para no aumentar las cifras de fumadores. Desde el servicio médico nos dan algunos consejos para abandonar este hábito perjudicial para el propio consumidor como para los que están alrededor, ya que como señala la Sociedad Española de Oncología Médica “el tabaco afecta también a los que conviven con él (fumadores pasivos), con un aumento del 20 al 30% en su riesgo de cáncer de pulmón”.

“El primer consejo para dejar de fumar, y para mí el más importante, es la motivación personal. Si el trabajador está realmente convencido de querer dejar de fumar ya tiene mucho camino recorrido. El segundo es que busque asesoramiento y ayuda en un profesional de la medicina que le haga un seguimiento y le guie durante ese camino”, apunta Manuel Rodríguez.

Proteger el planeta, otro motivo más para abandonar el tabaco

‘Tabaco, una amenaza para el medio ambiente’ es el lema elegido este año por la OMS para la campaña del Día Mundial sin Tabaco. Este año la campaña informativa destaca el impacto ambiental que implica el tabaco durante todas las etapas de su ciclo de vida: cultivo, fabricación y distribución, consumo, residuos del consumo. La industria del tabaco no solo perjudica la salud de las personas sino también la del planeta y con esta comunicación quieren dar otro motivo más para dejar este hábito. En un artículo publicado en la página de la OMS se enumeran 100 razones para dejar de fumar.

Los beneficios de dejar de fumar son casi inmediatos. A los 20 minutos disminuye la frecuencia cardíaca. A las 12 horas, las concentraciones de monóxido de carbono en la sangre vuelven a la normalidad. Entre la segunda semana y los tres meses, la circulación y la función pulmonar mejoran. 

Fuente: OMS

Con todos estos datos y los numerosos y tangibles beneficios para la salud que tiene dejar de consumir tabaco, las personas que fuman tienen motivos suficientes para poder dar el primer paso.